domingo, 19 de octubre de 2008

El Tiempo

Me Gusta el tiempo, más que el tiempo, el efecto; me gusta mucho, me enloquece, me da emoción saber y experimentar los efectos del tiempo. Ese recurso constante de los efectos del tiempo, me hace pensar en como he cambiado, de ayer a hoy, soy otra. Me gusta acordarme de lo que me causaba dolor y miedo y hoy solo es un recuerdo. Como hace el tiempo para lograr eso? para lograr esos cambios en el mundo y en la personas del mundo. Han escuchado ese dicho que dice: “Lo bueno de lo malo es que pasa y lo malo de lo bueno es que pasa” es como el principio básico de los efectos del tiempo, siempre estamos cambiando, recordando, olvidando, aprendiendo, tratando de hacer algo, de estar con alguien, llorando, riendo, odiando y amando ( que finalmente son lo mismo), y todo ese tiempo que invertimos en eso, cosechando esas emociones, esas reacciones se terminan en una fracción de segundo, para que luego el tiempo y sus consecuencias nos hagan ver las cosas de otra manera, para lamentarnos por lo que hicimos o enorgullecernos, pero ya paso, ya no somos, ya no estamos. Heráclito dijo algo: “ No puedes bañarte dos veces en el mismo río, la segunda vez ni tu ni el río son los mismos” Yo sigo creyendo que no se refiere a que el agua o las células que forman nuestro cuerpo hayan cambiado, mas bien creo que se refiere al tiempo, a que esa fracción de segundo de cuanto te metiste al río por primera vez, ya paso, a que ya no somos los mismo de hace un segundo, somos mas viejos definitivamente, pero también somos algo más o algo menos, algo que ya no tenemos o algo que tenemos de extra, por eso me gusta el tiempo porque siempre nos esta transformando, siempre.
Dicen que uno se queda con la personalidad que tiene desde que se acepto a si mismo, si así fuera, tendría la personalidad de una niña de 5 años o tal vez la tenga, pero las experiencias, las escuelas, los lugares que vi, las imágenes que han pasado sobre mis ojos, las personas que he conocido y que están conmigo, los que me tratan mal y sacan la peor versión mía, han ido enriqueciéndola, definitivamente enriquecen quien soy, y como veo el mundo, tal vez como una niña de cinco años veinte años después, gracias tiempo.
Cuando lo veo de esa manera me importa el presente, porque se que siempre, lo que pase después, será bueno y si no es, el tiempo se encarga de ello, siempre funciona.

1 comentario:

Hombre "X" dijo...

Tiene mucho sentido lo que dices, aunque suene imposible, uno puede hacer del tiempo su mejor aliado. Eso seria que yo puedo esperarte u olvidarte, pero no quiero olvidarte y de esperarte ya me canse, tienes alguna receta para eso??