sábado, 6 de diciembre de 2008

Por si lo olvidaron

Me gustan las personas que te sonríen con complicidad aunque no te conozcan, me gusta formarme en el banco y que la persona enfrente de mi tenga el cuello descubierto para vérselo mientras espero, y que la persona atrás de mi huela muy bien, me gustan las sonrisas de mis sobrinos, no trabajar los domingos, ir al cine, tomar agua, bañarme con agua tan caliente que al salir de la regadera mi cuerpo aun este humeando, el olor de mi casa en navidad, dormir sin preocupaciones, me gusta la época decembrina ( aunque viva en Juárez), me gusta pensar, creer, tener Fe, que Juárez se puede salvar, me gustan los que piensan esto también ( como Jazz), me gusta quejarme y que me escuchen y que no importa que tan estúpida fue mi queja, el que escucho encuentra una razón suficiente de porque me queje, me gusta que mis manos siempre estén frías, mis botas negras, la idea de unas botas nuevas, cortarme el pelo, mis pestañas con rimel, las veladoras con santos en la casa de mi abuela, el olor artificial hawaiian breeze de glade, los ojos de mis sobrinos, me gusta que mi familia me guste cada día mas ( todo se logra con trabajo y tiempo), pensar que estar aquí tiene sentido, encontrar cosas que me gustan a pesar de todo, me gusta que Linet no se da por vencida con nuestra amistad y sigue luchando por ella y por eso yo también, me gusta salir bien en las fotos, fumar 3 bocanadas de cigarro después de 26 días y no querer mas, me gusta bailar, escuchar música, que la mamá de Beto me diga hija y que me trate tan bien, reírme con Alex, los camarones agua chile , el centro de Juárez, los hombres con caras de Robocop, que Evangelina sea mi hommie, el aderezo Ranch, el olor de los marcadores permanentes, cuando vamos a la librería, los ojos de los muertos, porque se quedan con una mirada de asombro, como si lo que les quito la vida hubiera sido el impacto de haber visto lo que estan viendo, las manos de mis sobrinos, cuando me encuentro una película favorita en la tele y que apenas este empezando, el poema de Gustavo que se llama “Es miércoles y pasa de la media noche”, los besos, el color rosa y el rojo, comerme las uñas, ponerme doble calcetín para dormir, los chistes del Froy, acordarme, olvidar, los efectos del alcohol, los mensajitos en el celular de una persona que quieres, ir a Sams, llorar, reír, llorar de risa, reír de llanto; y si, todo lo anterior me gusta, me encanta, me hace feliz, una felicidad inmensa, que casi creo que no podría vivir si eso. Pero todo lo anterior se queda corto ,si lo comparamos con lo que me gusta que Juan sea mi amigo y me quiera, talvez no mucho, talvez no poco, pero me quiere y somos amigos y lo seguiremos siendo hasta que la vida se termine y como siempre tengo mucha suerte, talvez hasta después; y con lo que me gusta que Beto y yo luchemos por ser los amigos que no somos y que talvez nunca seremos, pero nos divertimos en el intento, y si, seguramente el intento durara una eternidad.

1 comentario:

j dijo...

primero: yo si te quiero, te he querido y siempre te voy a querer, que no te dejes, y no lo hagas sencillo, es otra cosa.
segundo: beto y tú ya son amigos, y ese conflicto entre personas es la consecuencia de la amistad eterna.
no puedo creer que te tome tanto tiempo llegar a una conclusión tan evidente.
oh my gosh