miércoles, 23 de abril de 2008

YO.....

Yo, cuando estoy conmigo, me gusto mucho, me consiento y hasta me beso los dedos de vez en cuando, me imagino que lo puedo todo, y no tengo miedo a casi nada, me toco, me observo, veo mis manos tan raras como siempre, pero de alguna manera he comenzado a quererlas, pienso en los demás y se me ocurre que lo mejor de la vida es ser yo, y me gusta, me gustan mis ojos y mis ojeras y mi boca de guasón con sus comisuras y sus arrugas y me gusta mi barriga y cuando me pongo frente al espejo trato de imaginar mis entrañas, también me gusta que las malas noticias me afectan menos, claro porque las malas noticias siempre son de dinero y de trabajo en lo importante aun no tengo malas noticias, y me gusta mi perro que siempre me ama y siempre me espera y me gusta cuando lo veo comer y cuando lo saco a pasear y se la pasa dando círculos alrededor mío, nunca pensé que se pudiera querer así. Cuando no tengo otra compañía mas que yo, pienso en que mi pelo crece muy rápido y no dejo de repetir la canción mas feliz que jamás haya escuchado, y hasta me paro a bailar, algunas veces me sorprende esa pequeña persona que vive en mi casa y que parece un duende con polvos mágicos de felicidad y baila conmigo, otras veces termino en mi cama cansada de brincar y con ganas de una paleta de nieve de chocolota de esas que comía cuando estaba niña y que mi papa me compraba, y entonces me acuerdo de antes o de las cosas que me han pasado y en ocasiones extraño a las personas y es cuando me doy cuenta de que ya es suficiente de mi, y pienso en fiestas con ellos y a veces pasa y a veces no pasa, pero se siente bien saber que tengo la opción de ellos, ellos que tanto amo y en los que pienso cuando debo de hacerlo, ellos, los que no hacen preguntas innecesarias y que satisfacen mi vida y mis risas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

tu cuando estas contigo no estas conmigo y yo me muero porque estes conmigo,entonces mejor cada quien consigo ..y yo... yo nunca consigo nada

juan dijo...

Manita, dicen por ahí que nos van a matar. No me preguntes quién, porque no sé.
Somos como el cuento de Benedetti: nos van a matar, no sabemos cómo ni dónde, ni quién pero no van a matar.
Aunque, no es cierto que siempre nos matan? (sino es alguien directamente, es un virus o una infección, o el tiempo)

Zion Kid dijo...

Lo único que encuentro innecesario es tu ausencia que también es la mía. Porque no estamos aunque estemos y sabemos que lo nuestro sólo se arregla volando, manejando—caminando sería demasiado para los dos.
Lo único que encuentro innecesario son estas palabras mías porque mejor sería que no las escribiera, que te las dijera, que me las escucharas.


Besos,
Gustavo