lunes, 12 de febrero de 2007

Por Mayra Chávez-Arvizo
NUDO
Cuando me acuerdo de mi, dejo de pensar en los demás y soy un poco mas feliz
Me inspiro en lo que me gusta y no en lo que les gusta
Me veo en el espejo y casi me siento hermosa
Imagino los pensamientos de alguien dirigidos a mi, solo a mi
Se me quitan los temores que tengo desde hace tanto tiempo, me olvido de juzgar a quienes no les gusto, me siento inteligente y mi idea de que soy deshonesta se desvanece, a veces también aunque me acuerde de mi no puedo evitar sentir ese nudo en el estomago que viene desde la cabeza se atora en el Corazón y se queda ahí, en el estomago, se queda como si perteneciera desde siempre atormentándome por acordarme solo de mi, y me hace sentir egoísta, me recuerda mi errores a gritos, se burla de mis aspiraciones y me hace sentir competencia por los que hacen las cosas bien, me grita casi reclamándome, pero mas bien burlándose, “ no puedes, jaja , como se te ocurrió que podrías” ese nudo que se queda en el estomago tiene vida propia, sus pensamientos, sus angustias , sus ganas de ser, y a veces no recuerdo donde empieza el y donde termino yo, a veces no se si cuando me acuerdo de mi solo me acuerdo de el, pero con el tiempo talvez pueda dominarlo, talvez un día lo empiece a desvanecer desde la cabeza hasta el estomago, aunque me pregunto como seré sin el, como seré sin ese nudo que se dedica a exigirme tanto y me paraliza y no hago nada, y se ríe como satisfecho como si ese fuera su trabajo, como si realmente no pudiera extinguirlo nunca porque el esta tratando de extinguirme a mi, y el diga que tiene una humana atorada en el cuerpo que no lo deja ser y que le exige dejarle de exigir y el también escribe cosas de mi y también llora en las noches cuando se siente atormentado por mi presencia como yo me siento por la suya, y sus amigos le digan: “deja de llorar hay que ser valientes”, pero no lo entienden porque sus amigos no tienen humanas atoradas en el cuerpo y el dice en verdad quiero ser feliz, en verdad creo que puedo lograr algo pero me muero de miedo, me muero de miedo, y sus amigos ríen y danzan para hacerlo sentir mejor , pero el no puede deshacerse de mi, y yo no puedo deshacerme de el, y yo me acuerdo de mi y el de el, y los dos planeamos una vida el uno sin el otro, y los dos pensamos en el pasado y en el futuro pero nunca en el presente , solo pensaremos en el presente cuando sea pasado y se nos pasa la vida así viviendo juntos siempre juntos, el que viene de la cabeza se atora en el corazón y se queda en el estomago, se queda ahí, para siempre porque no sabe que yo existí primero, que yo lo hice, tan grande y tan lleno de sentimientos atorados que empezaron a hacerlo grande y cada vez mas grande y mas grande, que se imagina que yo estoy atorada en el y no el en mi, también he pensado que mi nudo es tan soberbio que si pudo imaginarse a una humana atorada y sea yo pensando que existo, por eso soy como un títere que brinca y se queda estática cada vez que el me jala por adentro y yo enamorada de la imagen de lo material, enojada con el mundo que me interrumpe mi camino y que habla mientras escribo, yo que me acuerdo de mi , por eso el tiene que jalarme cual titiritero para que no pierda el ritmo y no se me ocurra pensar diferente porque lo estoy traicionando con mis ideas propias y mis ganas de ser feliz sin el , talvez un día le proponga una comunión que nos haga felices a los dos y yo pueda dejar de acordarme de el y el de mi y entonces solo tengamos memoria para acordarme yo de mi y el de el.
Mayra Chavez-Arvizo

2 comentarios:

el pibe andaluz dijo...

hermoso.

el pibe andaluz dijo...

ahorita estamos hablando de por qué los instantes no son eternos, tal vez cuando lo leas te des cuenta en qué momento estoy escribiendo esto (o mejor aún, en qué instante). Tú y las cosas que escribes son un instante eterno, porque te das cuenta que si esos pequeños momentos duraran por siempre, seríamos eterno.
Pinche mayra, cómo te quiero